Saltar al contenido
Internautas21

Back Shark 2: un game phone

En el artículo de hoy nos centraremos en un smartphone que se asemeja más a una consola de videojuegos que a un simple smartphone. El Black Shark 2, ya se puede encontrar en el mercado europeo a un precio a partir de 549 euros. Es la versión con 8 GB de memoria RAM y 128 GB de memoria interna.

Especificaciones Técnicas

PANTALLA: 6,39 pulgadas AMOLED 1.080 x 2.340 px, 403 ppp

PROCESADOR: Snapdragon 855

MEMORIA RAM: 8 / 12 GB

ALMACENAMIENTO: 128 / 256 GB

SISTEMA OPERATIVO: Android 9 Pie

CÁMARAS TRASERAS: 12 MP f/1.75 + 12 MP f/2.2

CÁMARA FRONTAL: 20 MP f/2.0

BATERÍA:4.000 mAh + carga rápida 27 W

CONECTIVIDAD:Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, WiFi Dual, Bluetooth 5.0

OTROS: USB tipo C 2.0, soporte aptX

DIMENSIONES: 163 x 75 x 8,77 milímetros

PRECIO: Desde 549 euros

El Black Shark 2 también es un teléfono más pesado que la media de la gama alta en este margen de diagonal de pantalla. Posee un sistema de refrigeración potente para controlar el calor producido por el uso excesivo de la terminal.

El lector de huellas pasa a la pantalla OLED, recordemos que posee 6,39 pulgadas gracias a que el lector de huellas queda integrado en la propia pantalla.

El almacenamiento interno es de 128 GB, pero también viene una versión de versiones con 256 GB.

En cuanto a la autonomía, aseguran que la misma es buena, pero para eso es necesario saber cual es el uso que se le va a dar, ya que la autonomía de un smartphone depende mucho del uso que le de el usuario.

El BlackShark 2 recurre a una capacidad de batería considerable (4000 mAh) aunque nada fuera de lo común para su tamaño y diagonal de pantalla.

La batería del Black Shark 2 cumple bien, contando además con un cargador que es capaz de recargar a buena velocidad. Con una media de 3 horas de juego a títulos exigentes y primando brillo de pantalla y rendimiento, la autonomía bajaba a las 14 horas de media, pero todavía con más de 7 horas de pantalla.

Para la carga se dispone de un cargador de serie de 27 W, compatible con carga rápida (el 50% lo conseguía en 38 minutos, completando la carga en 106 minutos) pero más interesante resulta el hecho de que es capaz de mantener la carga del terminal, a menor ritmo lógicamente, mientras jugamos, algo que no muchos cargadores de serie pueden decir.

El Black Shark 2 llega al mercado con la personalización JOYUI sobre Android 9, el cual permanece intacto salvo por la parte destinada al juego. Todo lo demás, desde apariencia hasta software instalado, es como un Android de serie. Quienes busquen precisamente esa pureza en el sistema operativo están de enhorabuena.

El TIBURÓN GAMING de Xiaomi: Black Shark review