Saltar al contenido

La importancia de saber ser un buen perdedor

2017-09-28
Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
La importancia de saber ser un buen perdedor
Califica este artículo 😉

A la hora de jugar o participar en algo, lo que se busca es ganar, conseguir la victoria, pero no siempre es así, en muchas ocasiones se acaba perdiendo y obteniendo incluso un premio adverso, como ser el peor en algo como en cine o deporte. Ante esta situación, algunos optan por enojarse, otros por llorar desconsoladamente, pero se debe aceptar la derrota e incluso darle buena cara.

La importancia de ser un buen perdedor en el cine

Contenidos del artículo

Cine

En el caso del cine, son muchos los actores que reciben malas noticias sobres sus actuaciones, malas críticas que no le dejan buen sabor de boca, ya que la derrota no sienta bien, ni siquiera en algo tan elitista como el cine ni por ejemplo cuando te rindes jugando al 21, pero pueden servir de forma constructiva para intentar mejorar.

En muchas ocasiones, estos perdedores acaban ganando en sus películas o triunfando, es el caso por ejemplo de chicas sobre todo que no han tenido una buena infancia o que mediante el bullying se han visto frustradas, pero finalmente han conseguido triunfar. Podemos destacar las siguientes:

– Princesa por sorpresa. En esta película Anne Hathaway interpreta a Mia Thermopolis, una adolescente de pelo rizado y algo friki que vive con su madre y su gato. En la trama descubre que es una princesa del país de Genovia y a partir ahí comienza su nueva vida cambiando su imagen a pelo liso, lentillas, joyas, etc, y siendo una auténtica princesa.

– Mi gran boda griega. Toula Portolakos piensa que ha sido una perdedora por no elegir su vida, debido a que su familia le presiona mucho y le impone lo que debe hacer. Llegado el momento toma la valentía que necesita para hacerse independiente e intentar cortejar al chico que le gusta para hacer la vida que quiere.

– Dirty Dancing. Una gran película muy conocida por todos, donde Baby y Johnny superan sus problemas y la situación en la que vivían para juntarse y hacer una de las mejores películas del momento.

– El amor está en el aire. Scott realiza unos pases de baile indebidos en una competición, esto hace que pierda y que su pareja lo abandone, pero aparece Fran, una bailarina española con potenciales pasos de pasodoble español. Esto hace que Scott se recupere de la derrota y junto a su nueva pareja acaba triunfando.

– Miss agente especial. Es una agente especial del FBI, la cual tiene unos modales hoscos y pocos femeninos, lo que hace que no triunfe demasiado. Pero es escogida como agente especial para infiltrarse en un concurso de belleza donde finalmente acaba triunfando.
– Alguien como tú. Zack es uno de los chicos más populares del instituto, pero su superficial novia lo deja para irse con alguien que le abrirá más puertas en un futuro. Tras ello el joven chico decide intentar vengarse haciendo que no gane el concurso de belleza del instituto. Para ello apunta a la tímida Laney e intentará demostrar que puede ser mejor que la novia que perdió. Finalmente Zack acaba triunfando y enamorándose de Laney.

– Fuera de onda. En este película Cher no es agraciada en la vida, tiene un duro padre y un sensible padrastro, además de amigos con problemas. Pero en vez de pensar en ella intenta que los demás vayan a mejor, presenta dos profesoras a su padre y padrastro para que dejen el pasado atrás y ayuda a su amiga Tai a ser de las chicas más guapas y populares en el instituto.

– El diablo viste de Prada. Andy Sachs intenta acceder a la revista de moda Runway, lo cual le abrirá muchas puertas como periodista, pero debido a su físico tiene las de perder contra sus competidoras. Pero encuentra la solución en la prada, al ir vestida de prada consigue el puesto y la victoria que tanto esperaba.

Deporte

En el mundo del deporte todos los equipos o deportista individuales buscan la victoria y se sienten dolidos cuando encuentran la derrota, pero en muchos casos existen gestos de deportividad en los cual aceptan su correspondiente derrota y hacen mucho más grande al ganador. Existen distintos casos como:

– En el fútbol encontramos el caso del Atlético de Madrid, el cual ha perdido dos veces la Champions League en la final y contra el mismo rival, el Real Madrid. Una de ellas en la prórroga tras ir ganando todo el partido y otra en la tanda de penaltis. Pero los de Simeone no han decaído siguen luchando e intentarán conseguir los máximos títulos posibles.

– En el baloncesto, la Selección Española se ha visto en varias ocasiones derrotada en mundiales, juegos olímpicos o en el Eurobasket, muchas de esas ocasiones contra Estados Unidos y la más reciente contra Eslovenia. Pero no se rinden, seguirán luchando por más campeonatos.

– En el atletismo, tenemos el caso reciente de Usain Bolt. Tras una larga carrera de récords mundiales y medallas se ha visto sobrepasado por sus competidores. No ha podido llevarse el oro en los últimos mundiales de atletismo que ha disputado, pero lejos de irse triste se va con una sonrisa de oreja a oreja a pesar de no haber conseguido la victoria.

– En Fórmula 1, podemos encontrar a un caso cercano como Fernando Alonso, el cual ha conseguido ser campeón mundial en dos ocasiones y tras su fichaje por Maclaren Honda no ha conseguido triunfar y no para de intentarlo una y otra vez, aceptando la derrota e intentando mejorar.
Ser un buen perdedor en los deportes

Casinos Online

En los juegos de azar de casinos online también se debe aceptar la derrota, aunque en ocasiones esa derrota es provocada o buscada por el propio jugador, ya que no se siente seguro y decide abortar la misión. Por ejemplo existen dos tipos de rendición en el caso del blackjack:

– Rendición temprana. Es habitual en Europa y Asia, en esta ocasión el crupier no obtiene sus cartas hasta que el resto de jugadores no hayan realizado una acción. Esta rendición te permite poder rendir frente a un As o diez a la vista del propio crupier antes que este diga si tiene blackjack o no.

– Rendición tardía. Solo se puede rendir la mano una vez que el crupier ha comprobado que no tiene blackjack. Si lo ha obtenido, la rendición ya no es posible y solo queda aceptar la derrota y se perderá todo lo apostado, a no ser que el jugador tenga lo mismo. Usando correctamente la rendición se puede mejorar mucho  a la hora de jugar.

Ser un buen perdedor te hará mejor ganador