Saltar al contenido

La máscara se le cayó a uno de los miembros de Anonymous

2012-09-10

El portal Web The Guardian entrevistó a un ex portavoz del grupo hacktivista Anonymous. Mientras espera una condena de cárcel posiblementede por vida, el adolescente le dice a los demás miembros que “traten de desconectarse” por un tiempo.


La máscara se le ha caído al menos a uno de los miembros de Anonymous.

TheGuardian.com ha publicado un extenso perfil del grupo y Jake Davis, un adolescente escocés que bajo el nickname de “Topiary” actuó como uno de los portavoces anónimos antes de ser arrestado en julio de 2011.

El perfil ofrece poca información nueva sobre el grupo pero el autor hace un buen trabajo de darnos una idea de algunos de los miembros prominentes de Anonymous  y su principal cabecilla conocido como LulzSec.

Davis es algo de lo que muchos críticos de Anonymous esperaban. Él se describe como inteligente, delgado, furtivo y de pelo grasiento, de 19 años de edad con una muy poca vida en el mundo real (offline). Anonymous o grupos relacionados se hicieron famosos por lanzar ataques cibernéticos a los sistemas informáticos de la CIA, Visa y Sony Pictures. Han utilizado sus habilidades de hacking en apoyo de los pueblos de Medio Oriente que trataban de derrocar dictaduras.

Davis estaba al margen de algunas de los movimientos más recientes del grupo. Después de su arresto el año pasado, se declaró culpable de los delitos informáticos y fue prohibido al uso de la Web. Él todavía se enfrenta a la posibilidad de pasar años en la cárcel en Gran Bretaña así como los Estados Unidos, donde podría ser extraditado. Según la entrevista, él fue una de las personas atrapadas después de la captura de un destacado miembro de Anónimous, un americano conocido como Sabu, el cual comenzó a hablar sobre otros miembros.

Davis dice que está contento por tener la oportunidad de comenzar una nueva vida lejos de su computadora.

Davis escribió en primera persona unas líneas que se convirtieron en la historia principal de The Guardian :

“La sensación de ser capaz de cerrar los ojos sin ser bombardeado con formas intermitentes o constantes zumbidos que habían ocurrido con frecuencia desde mi adolescencia …. El sueño es ahora tranquilo y sin interrupciones y los libros parecen mucho más interesantes. La paranoia sin duda ha desaparecido. “

La máscara se le cayó a uno de los miembros de Anonymous
Califica este artículo 😉